La unión de la fé y la humildad

Por Francis Frangipane

No podemos avanzar espiritualmente sin fe y sin humildad. De hecho, fe sin humildad se torna inevitablemente en presunción, mientras que la humildad sin fe nunca va más allá de la opresión.

Considere: en parte, la naturaleza de la fe es poseer las promesas de Dios. El Omnipotente mando a Israel a poseer la Tierra Prometida. Las escrituras nos dicen que sin fe es imposible agradar a Dios y que lo que sea que se haga sin fe, es pecado (Heb. 11:6; Rom. 14:23). Así, la fe une el corazón humano con Dios. Como resultado, el pecador se apropia de la justicia de Dios, y aquellos que estaban muertos ganan acceso a la vida de Dios. El cristianismo sin fe es como una computadora sin electricidad; los circuitos del “conocimiento correcto” pueden estar en su lugar, pero no hay luz, ni electricidad ni funcionalidad.

¡Revele la plenitud de Cristo!

Por Francis Frangipane

La virtud de cualquier institución no es tanto sus doctrinas o su estructura, sino que reside en la calidad de las personas que produce.

Una unción nueva y fresca
Algunos de ustedes han estado luchando, sin saber lo que Dios tiene para ustedes. Han  pasado por una temporada en la que el Señor ha revelado su necesidad de Él de maneras muy dramáticas. Jesús mismo ha estado cerca de usted; sin embargo, Su cercanía no ha sido  simplemente a modo de  bendiciones externas, sino a manera de la cruz. Sin embargo, usted se ha deleitado en esto, porque  el camino de la cruz se ha convertido cada vez más en el camino de su vida.

Al mismo tiempo, muchas de sus ideas y programas, que alguna vez fueron ungidos, ahora parecen débiles e ineficaces. Incluso algunos de sus temas cristianos favoritos, así como el gobierno de la iglesia en general, se han reducido a una definición más pura y simple del cristianismo. Lo que desea es simplemente conocer a Jesús. Debido a que este ha sido Dios obrando en usted, se siente inspirado.

Rendición del que guarda la visión

Por Francis Frangipane

Caminar con Dios es caminar un sendero de entrega/rendición en aumento, y confianza. De hecho, el tiempo está cerca cuando el Señor Jesús confrontará nuestras tendencias de controlarlo a El. No solamente conoceremos doctrinalmente que Cristo es el Señor, sino que también le serviremos a El como Señor.

Cristo en nosotros
Para entender mejor los cambios que Dios está iniciando en la iglesia, vamos a estudiar la vida de María, la madre de Jesús, Más que ninguna otra mujer, Dios bendijo a María. Solo a ella le fue dado el maravilloso privilegio de dar a luz al Hijo de Dios.

Una casa de pensamientos

Por Francis Frangipane

Hay fortalezas satánicas sobre los países y las comunidades y hay fortalezas que influyen a las iglesias y a los individuos. Dondequiera que haya una fortaleza, hay un patrón de pensamiento inducido por el demonio. Específicamente, ésta es la “casa hecha de pensamientos” que se ha convertido en morada para la actividad satánica.

Quitándole  la armadura a Satanás
  “Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín” (Lucas 11:21-22).

Mide a aquellos que adoran

Por Francis Frangipane

“Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses.”  (Apocalipsis  11:1-2)

En última instancia este versículo está diciendo que  ahora mismo el Espíritu de Dios está midiendo a los adoradores. El está estudiando a aquellos individuos cuyo tesoro esta en el cielo y  quienes permanecen en el atrio interior del templo de Dios.

Elías, Jehú y la guerra contra Jezabel

Por Francis Frangipane

Hay una guerra, una guerra muy antigua, entre el espíritu de Elías, y el espíritu de Jezabel. En esta batalla tan antigua como el tiempo, Elías representa los intereses del cielo: el llamado al arrepentimiento y el regreso a Dios. Por el contrario, Jezabel representa ese principado único del infierno cuyo propósito es obstaculizar la profunda obra de Dios en la iglesia.

Nuestra nación está del lado vencedor
Para comprender el conflicto entre el espíritu de Elías y el espíritu de Jezabel, debemos entender estos dos enemigos tal como se ven en las Escrituras. Cada uno es la antítesis espiritual del otro. ¿Es Elías un audaz? Jezabel es descarada. ¿Es Elías cruel e inhumano con respecto del mal? Jezabel es maligna y rencorosa hacia la justicia. ¿Habla de las formas, los caminos y la Palabra de Dios? Jezabel está llena de sistemas de hechicería y de palabras de engaño. La guerra entre Elías y Jezabel continúa hoy. Los principales guerreros a cada lado son los profetas de ambos enemigos; el alma de nuestra nación está del lado vencedor.

El refugio de Dios

Por Francis Frangipane

Hay un lugar de inmunidad para el creyente, una fortaleza espiritual en Cristo que nos protege de los ataques del maligno. Para aquellos que permanecen en esta fortaleza de Dios, el ataque del maligno no los toca. Aquí, en esta secreta morada  con el Todopoderoso, estamos ocultos de los efectos de la lengua del acusador; estamos al abrigo de la asignación del destructor.

El diccionario define a la palabra inmunidad como: la libertad o exención, tanto de una condena, carga, tarea o mal”. Esa es la forma en que el Dios viviente quiere que caminen sus hijos en libertad de la penas y cargas del pecado, libres de las tareas de la religión legal, protegidos y triunfantes de los asaltos del maligno.

Amor: El conservante de Dios

Por Francis Frangipane

¿Ha visto alguna vez un carro de supermercado lleno de latas de comida abolladas? La mayoría han perdido sus etiquetas. Lo que le ocurrió a estas latas es que la presión atmosférica externa a la lata fue mayor que la presión interna, haciendo que la lata colapsase. La lata no pudo resistir la presión.

Hoy en día, muchas personas no pueden resistir el estrés y las presiones de la vida: presiones financieras, criar una familia, temor de guerras o ataques terroristas, nuevas enfermedades y más y más. Como resultado, la gente se desmorona.

Conociendo nuestros corazones

Por Francis Frangipane

Nuestra búsqueda es no sólo por  conocer el corazón de Dios, sino por conocer nuestros propios corazones a la luz de Dios. De hecho, mientras más me acerco al corazón de Dios, el fuego de Su presencia comienza una obra de purga dentro de mí, y en la inmensidad de sus riquezas, aparece mi pobreza. El salmista escribió: " ¿Quién subirá al monte del Señor? ¿Y quién podrá estar en su lugar santo?  El de manos limpias y corazón puro; el que no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño." (Sal. 24: 3-4).

Siendo preparados para Dios

Por Francis Frangipane

El último, gran mover del Espíritu Santo se caracterizara por hombres y mujeres quienes han sido preparados por Dios para Dios.

Nosotros nos hemos entregado a la oración por avivamiento; hemos estudiado y descubierto el Corazón del Señor por los perdidos.  Sin comprometer las verdades básicas del evangelio, la gracia nos ha ensenado a hacer el mensaje de Cristo apropiado a nuestro tiempo y necesidades. Sin embargo, a pesar de toda nuestra preparación, todavía tenemos que preparar nuestros corazones para Dios mismo.

Ame sólo a uno

Por Francis Frangipane

Hemos afirmado que el verdadero  discernimiento espiritual proviene de conocer la mente de Cristo. Permítame hacer de esta búsqueda lo más practica posible: Si buscamos conocer los motivos de Cristo, prontamente percibiremos Sus pensamientos, porque los pensamientos existen para cumplir los motivos. Jesucristo vino al mundo no, “para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por E” (Juan 3:17). Así, si verdaderamente comprendemos el amor que motivo a Jesus, escucharemos y comprenderemos Sus pensamientos cada vez más.

El propósito divino

Por Francis Frangipane

“Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas obran para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito" (Rom. 8:28).

Incluso antes de venir a Cristo, la frase, " todo obra para bien", era un mecanismo de supervivencia conocido para los males de la vida. Sin embargo, esta verdad espiritual realmente no es una promesa para todos. Lo que quiero decir es que hay muchas cosas en la vida - cosas horribles - que no están obrando para bien: Millones mueren que no van al Cielo. Otros languidecen en prolongada agonía, sufren de enfermedades inenarrables, trauma físico o guerra. Que del aborto, la trata de personas y la adicción a las drogas? ¿Obran estos para bien?

La obsesión divina

Por Francis Frangipane

Hay tres categorías básicas de cristianos. El grupo más numeroso está formado por personas que, a pesar de que tratan de evitar la oscuridad en el mundo, no tienen esperanza de que el mundo pueda ser redimido. Asumiendo que el regreso de Cristo es inminente, se apartan hacia lo que parece un refugio de apatía con respecto al mundo no cristiano que les rodea. Sin embargo, la mayoría no son en verdad apáticos. Sus almas, como la de Lot, son atormentadas por la conducta de hombres sin principios (2 Pedro 2: 7-8). Su compasión, sin embargo, aunque limitadamente está encendida. Limitado. Rara vez se extienden más allá de las necesidades de su familia inmediata y amigos más cercanos. Ellos aman al Señor, pero no saben cómo o qué hacer para cambiar la sociedad o incluso positivamente impactar sus vecindarios.

¿Qué dice Jesús?

Por Francis Frangipane

Gran ganancia
Debemos volver a aprender como pensar. Debemos aprender a hacer una pausa antes de hablar – darnos un momento para entrar al lugar secreto de la presencia de Dios – y luego escuchar lo que Jesús tiene que decir. Al escuchar, creamos la oportunidad para oír la voz del Señor; posicionados delante de Él podemos recibir respuestas, sabiduría y revelación que de otra manera no discerniríamos.

 Ciertamente, al hacer uso del don de discernimiento, podemos contrarrestar el avance del enemigo y revertir las ganancias que de otra manera hubiese el obtenido.  Considere la historia de los evangelios de la mujer sorprendida en adulterio (Juan 8:1-11). Como expertos en la ley mosaica, los fariseos supieron perfectamente que la mujer había pecado.  Deseando desacreditar públicamente a Jesús, la trajeron a Él con la esperanza de, quizá, probarlo hereje:

Cuando Cristo sea formado en vosotros

Por Francis Frangipane

 Réplica
¿Qué tenía en mente Jesus para Sus discípulos? ¿Vino sólo a salvarnos, pero no a entrenar o capacitarnos? Estoy convencido de que el propósito supremo de Dios en la redención del hombre era su replicación en el hombre.

Considere la pasión de Pablo. Él escribió: " Hijos míos, por quienes de nuevo sufro dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros" (Gal. 4:19). Este es el objetivo de Dios en la Iglesia, que Cristo sea formado - que se le manifieste funcionalmente en y a través de nosotros.

Recordemos las palabras de nuestro Maestro. Él dijo: "El discípulo no es más que su maestro, pero todo el que haya completado su aprendizaje, será como su maestro" (Lucas 6:40). Dios desea formarnos completamente para que seamos "como [nuestro] maestro." Así, Jesús prometió que las obras que Él hizo, “las haríamos también, y aun mayores" (Juan 14:12).

Perfectamente débil

Por Francis Frangipane

De acuerdo a las Escrituras Moisés había sido “enseñado en toda la sabiduría de los egipcios.” Ciertamente, como príncipe de Egipto había crecido en un hombre “poderoso en sus palabras y obras” (Hechos 7:22). Así, es difícil comparar a este elocuente y culto hombre con el pastor que, a los ochenta años de edad, se sentía tan abrumado por sus limitaciones que le pidió a Dios que escogiera a otra persona.

Considere: El Señor tomó a un confiado líder mundial y redujo la opinión de si mismo hasta que ya no tuvo confianza. Y en esta condición fue que Dios decidió usarlo.  Sabiéndose totalmente inadecuado para el liderazgo, Moisés estaba ahora calificado para liderar.

Únetenos...

Por Francis Frangipane

Únetenos en Facebook donde a diario publicamos oportunas citas del Pastor Francis. He aquí algunas citas recientes...

Dios no quiere que seamos críticos; Él quiere que "oremos". Cuando instintivamente vemos cosas mal con los demás, en su lugar debemos orar por ellos. – Programa a imagen de Cristo

*****

La oración es una petición a Dios en base a nuestras necesidades y las necesidades de nuestro entorno. La adoración no es la articulación de nuestras necesidades; es la consumación de nuestro amor. Es lo que ofrecemos a Dios sin importar el estado de nuestras necesidades. --Programa a imagen de Cristo

La Verdad es una persona

Por Francis Frangipane

Como hemos dicho muchas veces, nuestro destino es, en primer lugar,  alcanzar la semejanza a Cristo. En el camino, nos quedaremos cortos; tendremos mucho que aprender, reaprender y desaprender; nos enfrentaremos a muchos obstáculos, pero nuestra visión de la vida no debe desviarse de este objetivo.

En el camino, habrá también  maestros y ministros falsos. ¿Cómo podemos discernir lo verdadero de lo falso? En respuesta a esta importante pregunta, la Biblia misma ofrece una serie de pruebas fundamentales para autenticar la validez de las doctrinas de alguien. Una de las pruebas, en particular, proviene del apóstol Pablo. Él escribe:

Juicio justo

Por Francis Frangipane

 En mis diversos escritos y mensajes públicos, he instado a la iglesia a resistir las tendencias de la ira y el amargo cinismo que existe en nuestro mundo. En su lugar, busquemos poseer los “más altos... pensamientos” de Cristo (Isa. 55:9).

En verdad, nuestro llamamiento es a servir a Dios como embajadores de Cristo. (Ef. 6:20). Un embajador no solamente está comprometido a representar a su líder; el embajador es alguien que sabe lo que el gobernante piensa en realidad y lo que diría.  El tiene comunicación regular con ese líder y está al día con los objetivos del líder tanto a corto como a largo plazo del líder. Si el embajador no conoce el punto de vista del gobernante, el ha sido entrenado para no dar su opinión, debe esperar hasta que escuche de parte de aquel a quien representa. El mundo no quiere saber lo que pensamos. Hay cerca de siete billones de opiniones hoy en día en el mundo; lo que las naciones necesitan no es escuchar nuestra opinión, sino escuchar a Aquel que representamos: nuestro Rey Jesucristo.

Poseyendo la plenitud de Cristo

Por Francis Frangipane

Hemos instruido a la Iglesia en casi todo menos en volverse discípulos de Jesucristo. Hemos llenado a la gente con doctrina en vez de la Deidad; les hemos dados manuales en vez de a Emanuel. No es difícil reconocer a alguien de origen Pentecostal, Bautista, Carismático o de la iglesia tradicional. Casi todas las congregaciones parecen desarrollar un sesgo particular o sistema de tradiciones, algunas de las cuales en última instancia ocultan la sencillez y pureza de la devoción a Cristo. Podemos honrar nuestras tradiciones, pero no debemos ser  limitados por ellas. Para nosotros, nunca serán suficientes. Estamos tratando de ser como Jesús, no como los hombres. Queremos  el reino de Dios, no el típico cristianismo americano.

Un propósito: Revelar la plenitud de Cristo

Por Francis Frangipane

La virtud de cualquier institución no es tanto sus doctrinas o su estructura, sino que reside en la calidad de las personas que produce.

Una unción nueva y fresca
Algunos de ustedes han estado luchando, sin saber lo que Dios tiene para usted. Han pasado por una temporada en la cual el Señor les ha revelado la necesidad que tienen de El en forma muy dramática.  Jesús mismo ha estado cerca de usted; sin embargo, Su cercanía no fue  simplemente en forma de  bendiciones externas sino en la forma de Su cruz. Sin embargo, usted se ha deleitado en esto, porque  el camino de la cruz se ha convertido cada vez más en el camino de su vida.

Las cosas que contribuyen a la paz

Por Francis Frangipane

“Cuando se acercó, al ver la ciudad, lloró sobre ella" (Lucas 19:41).

Si Jesús viniera hoy y contemplara  las divisiones y la falta de oración en su Iglesia,  ¿lágrimas inundarían  sus ojos como  una vez lloró sobre Jerusalén? Incluso ahora mismo creo yo que las manos del Señor se extienden en  amor hacia la Iglesia en nuestras ciudades. Sabiendo que no podemos ganar la guerra en toda la ciudad aislados, como congregaciones individuales;  Cristo anhela que nos unamos.

La unidad en la iglesia nacida de nuevo no es un informal reflejo  en el corazón de Cristo. Él dijo: " ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste!” (Lucas 13:34)

El lugar de edificación del templo

Por Francis Frangipane

Dos Templos
Las Escrituras se refieren a dos tipos de templos: uno hecho de piedra, el cual fue construido en Israel, y otro hecho de carne, el cual es la iglesia. El primer templo, el de Salomón, fue construido en el lugar específico que Dios había elegido. De la misma forma que el Señor escogió cuidadosamente el lugar donde se habría de edificar el templo de piedra, El está mirando en nuestros corazones, buscando hacer de nosotros Su templo de carne.

Dos importantes acontecimientos contribuyeron decisivamente en la designación del lugar del templo. Estos hechos se desarrollaron a lo largo de muchos años pero fueron sin embargo un retrato de lo que nosotros debemos llegar a ser. El primero lo encontramos en la vida de Abraham.