Cuidado con la fortaleza del amor frío

Por Francis Frangipane

¿Esta  tu amor aumentando y volviéndose más tierno, más atrevido y más visible? ¿O se ha vuelto más discriminador, más calculador, menos vulnerable y menos disponible? Este es un asunto muy importante, pues nuestro cristianismo solamente es tan verdadero como lo sea nuestro amor. Una notable disminución en nuestra capacidad de amar evidencia que estamos desarrollando una fortaleza de amor frio en nosotros.

Jesús nos advirtió acerca de nuestro tiempo. Él dijo: “Muchos tropezaran entonces, y se entregaran unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantaran, y engañaran a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriara" (Mateo 24: 10-12). Por lo tanto, pidámosle honestamente al Señor que nos examine: ¿Es nuestro amor frio o caliente? La falta de consideración de otra persona puede habernos herido profundamente, pero en vez de perdonar la herida o acercarnos a ellos y discutirlo de acuerdo a Mateo 18, vamos a otros con nuestra queja. Entonces la herida comienza a germinar una raíz de amargura, y muchos están siendo engañados (Heb 12:15). Lo que está creciendo en nosotros no es amor sino amargura, la cual es una venganza sin realización.

Pídeme

Por Francis Frangipane

La Gran Rebelión
Como si Jesús estuviera leyendo un resumen de noticias de años recientes, Sus profecías de hace dos mil años describen claramente nuestros tiempos .Por lo tanto, estamos en la obligación de discernir de una manera certera el significado de los tiempos en los cuales vivimos. De hecho, de todas las profecías cumplidas en nuestros tiempos, una profecía en particular tiene implicaciones inmediatas, la “apostasía”.

Pablo nos advirtió” Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición.   (2 Tesalonicenses 2:3)

 La apostasía se describe tradicionalmente como un tiempo en el cual muchos se desviarán silenciosamente de su verdadera fe en Cristo. Dependiendo de su punto de vista específico, en algún momento antes o después de la apostasía se producirá el rapto. Sin embargo, el concepto de apostasía simplemente como desviarse es incompleto. La palabra original en griego para apostasía cuando se utiliza en la literatura griega significa “una rebelión política “. De esto, podemos entender que la apostasía al final de los tiempos no es solamente un tiempo de un compromiso moral profundo; es un tiempo de desafío, agresión como de guerra, una insurrección política contra las leyes de Dios.

Un hombre

Por Francis Frangipane

La respuesta de Dios a la intercesión redentora
Cuando Abraham fue confrontado con la posibilidad de la destrucción de Sodoma, él no se subió inmediatamente al  vagón en el tren de la " Destrucción de Sodoma",  en cambio,  fue delante del Señor y oró por misericordia sobre la ciudad. La oración de Abraham es un asombroso estudio del efecto que tiene en el corazón de Dios un intercesor motivado por misericordia. De hecho, mi objetivo aquí es contemplar y  mantener la mirada dentro del corazón de Dios de acuerdo a como es revelado en el dialogo entre el Señor y Abraham.

Cuando miramos la oración de Abraham, descubrimos el increíble poder que se nos ha concedido en la intercesión.  ¿Y qué es esto? Dios está buscando una razón de misericordia que justifique retrasar o cancelar la ira. No debemos tener en poco este principio, porque en el hay gran esperanza para nuestra tierra también. La razón de misericordia para la dilación se encuentra en la compasiva oración de un intercesor.

"Esta vez alabaré al Señor"

Por Francis Frangipane

No podemos pasar a través de la vida sin ser dañados. El dolor y la desilusión en este mundo son inevitables. Pero la manera como manejamos estos reveses forman nuestro carácter y nos preparan para la eternidad. Nuestras actitudes son el factor crucial que determina el nivel de inmunidad frente a las luchas. Más allá de las dificultades que hayamos enfrentado, y a pesar de los errores que hemos cometido, el fin de nuestras vidas puede tanto ser lleno de alabanza y acción de gracias – o lleno de miseria y queja. En el análisis final, lo que hayamos experimentado en la vida, será tan rico como los deseos que hayamos alcanzado o tan doloroso como las cosas que lamentamos.

La Biblia nos dice, “La esperanza que se demora es tormento del Corazón;” (Prov. 13:12). Esas profundas desilusiones en la vida tienen una manera de nunca dejarnos; penetran en nuestros corazones como fuego y entonces se endurecen en nuestra naturaleza como lava. Los reveses pueden dejarnos cautelosos acerca de nuevas empresas y suspicaces hacia nuevos amigos.

Un lugar para Él descansar - Parte 1

Por Francis Frangipane

En el reino, no hay grandes hombre de Dios, simplemente hombres humildes a quienes Dios ha escogido para usar grandemente. ¿Cómo sabemos cuando somos humildes? Cuando Dios habla, temblamos. Dios está buscando un hombre que tiemble a Su Palabra. Este hombre encontrará el espíritu de Dios reposando sobre él; se convertirá en el lugar de habitación del Altísimo.

Entrando en el Sabbat de reposo de Dios

“El cielo es mi trono y la tierra estrado de mis pies. ¿Donde está la casa que me habréis de edificar y donde el lugar de mi reposo?”  —Isaías 66:1

El progresivo incremento de Su presencia

Por Francis Frangipane


Sé que el mundo no arrepentido está destinado a sufrir La Gran Tribulación, pero en lo que concierne a la iglesia viva que ora, si continuamos el ascenso hacia el nivel de la semejanza con Cristo, antes del rapto habrá una estación de gloria para los verdaderos cristianos.

Para respaldar este objetivo santo, permítame referirle un encuentro que tuve con el Señor en 1973. Yo pastoreaba una iglesia pequeña en Hawái, y había estado en un mes de intensa oración y ayuno prolongado, un tiempo de acercamiento a Dios. Al final de este período, me despertó una noche la visitación del Señor. No es que hubiera visto Su figura física; observé Su gloria y fui abrumado por el intenso fuego de Su presencia. Inmediatamente me sentí como muerto, incapaz de mover siquiera un dedo. Sin embargo, espiritualmente mi estado de consciencia se agudizó en una forma que no había conocido antes. Me sentí como uno de los seres vivientes mencionados en el libro de Apocalipsis, como si poseyera «ojos, por encima y por debajo» (cap. 4:8).

Un lugar para Él descansar - Parte 2

Por Francis Frangipane

Envueltos e impregnados con Dios
La palabra Hebrea para reposo era “nuach”. Unas de las muchas definiciones eran: “descansar, permanecer, estar callado”. También indicaban “una envoltura y por lo tanto impregnación”, como cuando el espíritu de Elías “descansaba” en Eliseo, o cuando la sabiduría “descansa en el corazón de aquel que tiene entendimiento.” Dios no está buscando un lugar donde El simplemente pueda terminar Sus trabajos con los hombres. El busca una relación donde pueda “completamente envolver y así impregnar” cada dimensión de nuestras vidas; donde El pueda " habitar con nosotros, permanecer y estar tranquilo dentro de nosotros”.