El verdadero Jesus

Por Francis Frangipane

Jesús no es solamente nuestros Salvador, también es el “autor y consumador de nuestra fe” (Hebreos 12:2).   Tome con ambas manos el pensamiento de que El es el “perfeccionador de nuestra fe”.  La fe que Cristo inicio en usted, El está obrando para perfeccionarla.

El hecho de que Jesús sea el perfeccionador de nuestra fe es importante, porque aun si nos movemos en oración y en autoridad espiritual, aun si continuamos perseverando, aun si nos movemos con motivaciones purificadas en el amor, es el poder de la fe lo que apuntala todo.

La idea de que Cristo desea perfeccionar nuestra fe es bastante atractiva al oído, pero en la obra practica de nuestras vidas, resistimos la idea.  ¿Por qué? Porque sabemos que para que la fe sea perfeccionada, debe ser probada.

El valle fructífero

Por Francis Frangipane
 
Las batallas que enfrentamos son a menudo momentos intensos de debilidad, angustia y confusión. Si se trazaran los acontecimientos de nuestras vidas, estos serían los puntos más bajos. Sin embargo, Dios no está menos con nosotros durante las dificultades que en otros momentos. De hecho, estos valles son a menudo tanto el plan de Dios como nuestras experiencias en la cima de la montaña.
 
Hay una historia en la Biblia que habla claramente de esta verdad. Israel había derrotado recientemente a los arameos en una batalla en la montaña. En 1 Reyes 20 leemos:
 
“Entonces el profeta se acercó al rey Acab y le dijo: «Prepárate para otro ataque, pues el rey de Siria volverá a atacar el próximo año».
Después de su derrota, los siervos del rey Ben Adad le dijeron: «El Dios de Israel es Dios de las colinas, por eso es que los israelitas ganaron. Pero podemos derrotarlos fácilmente en las llanuras”. --1 Reyes 20:22-23